3 claves para ofrecer las mejores experiencias de marca

 

L'Oréal Hair fashion night 2018

Cada día, millones de personas se esfuerzan en crear los mejores contenidos para compartir en sus redes sociales y construir su marca personal. Comparten imágenes, vídeos, posts que les permiten dotar de sentido y profundidad a sus personalidades digitales. Vivimos en una sociedad donde cada vez importa más “hacer” que el “tener”. Pero….¿ Qué tipo de contenidos van a publicar si no han participado en ninguna experiencia memorable que merezca la pena compartir ?

Esta tendencia ofrece una muy buena oportunidad para las marcas que entiendan que la mejor manera de conectar con el “nuevo” consumidor es ofreciéndole experiencias únicas, memorables y fácilmente compartibles. Todos conocemos las ventajas de contar con clientes que sientan un profundo vinculo emocional con nuestra marca por lo que todos nuestros esfuerzos deberían ir orientados en esta dirección. Se acabó el tiempo en el que las marcas se construían “by saying”, utilizando las campañas de TV, de print de digital… para intentar convencernos de sus bondades. Ahora, las marcas, se construyen by doing” a través de experiencias inmersivas que ofrecen al consumidor la posibilidad de probar el producto o el servicio de una manera auténtica, original e innovadora. Una buena experiencia permite crear un vinculo emocional entre la marca y el consumidor que favorecerá el recuerdo y aumentará la consideración en el momento de compra del producto o servicio.

Basado en mi  experiencia, quiero compartir con vosotros cuales son las 3 claves para ofrecer las mejores brand experiences que permitan hacer crecer el negocio y mejorar la notoriedad y la percepción de la marca.

 

1.- Conoce bien al cliente con el que quieres conectar. 

Aquí no estamos descubriendo nada nuevo, pero a veces nos olvidamos de la importancia que tiene hacer una buena investigación para conocer las motivaciones profundas que guían el comportamiento de los clientes a los que nos vamos a dirigir. ¿Cuales son sus motivaciones? ¿Qué pasiones tienen? ¿Qué valoran de tu marca? ¿ y de las marcas de la competencia?

Conocer las respuestas a estas preguntas nos permitirán identificar los “insights” sobre los que construir nuestra experiencia de marca.

 

2.- Ofrece una experiencia que añada valor al consumidor y a la marca.

Nunca debemos olvidar que el objetivo final de crear una experiencia de marca es ayudar a nuestros clientes a vender más. Una buena experiencia de marca crea un vinculo emocional que ayudará en las diferentes fases del proceso de compra: conocimiento, consideración, compra y fidelización. La experiencia que diseñemos tiene por lo tanto que tener un objetivo claro ( de marca o de negocio ), debe estar adaptada al tipo de cliente al que nos dirigimos y tiene que poner en valor el producto o servicio que queramos dar a conocer. Desde grandes eventos como el THINK 2018 de IBM, o el CISCO live organizado en Barcelona por nuestros partner GPJ  en el que participaron miles de profesionales, hasta eventos más íntimos como la presentación de una nueva fragancia para grupo L’Oréal todas las experiencias tienen que tener unos KPI’s de marca y/o de negocio muy claros que es obligatorio cumplir.

 

3.- Medición y evaluación.

Una vez terminado el evento, y antes de ponernos a trabajar en el siguiente proyecto, tenemos que proceder a la evaluación de los resultados obtenidos. Dependiendo de los objetivos marcados, nos fijaremos en el número de participantes, en el número de leads conseguidos, en las ventas o en las menciones en las redes sociales conseguidas… Las fuentes para conseguir esta información son muy diversas y van desde los ratios de apertura de los e-mails de convocatoria, hasta las interacciones con la app del evento o las métricas que nos ofrecen las herramientas de social listening. Con esta recogida de información junto con la evaluación interna para sacar los aprendizajes que nos permitan mejorar en futuros eventos y experiencias de marca damos por finalizado el ciclo del proyecto.

Como habéis visto, nada permite crear un vínculo emocional tan potente y duradero como una experiencia de marca auténtica e inmersiva. Las marcas más valoradas como Airbnb, Netflix, , Google… han hecho una apuesta muy fuerte por esta nueva manera de conectar con sus públicos y están marcando el camino a seguir al resto de corporaciones.